Sígueme

martes, 19 de septiembre de 2017

Bolsas guardería

Buenooooo, cuantísimo tiempo sin publicar nada.

No puedo poner sólo por excusa el calor, que también ha influenciado un poco. Tengo que confesaros que he dejado aparcada un poco la aguja y el hilo. Por lo que he ido leyendo en otros blogs, llega un momento que necesitas también desconectar un poco de la costura y en realidad es lo que me ha pasado. Habían momentos que me ocupaba mucho espacio en la cabeza las labores que llevaba entre manos y en algún momento me ha llegado hasta a agobiar por lo que decidí bajar el ritmo y dedicar un poco mas de tiempo a otras cosas y apreciar a valorar lo que tenia.

También deciros que estoy trabajando en un proyecto desde hace meses y como me lo estoy tomando con toda la calma del mundo, lo estoy disfrutando a tope, esperando que quede monísima!!!!.... Prometo enseñaros todos los ángulos posibles de ese proyecto, que no puedo dar pistas porque es un regalo muy muy especial y como sé que son asiduos al blog no puedo desvelar.


En esta ocasión os enseño un encargo muy gratificante que aunque es una labor sencilla, realmente me ha hecho mucha ilusión que me encargaran.


Son como no, en esta época del año las bolsas para dejar la ropita de recambio para la guardería.


Aquí os las muestro.




Cuando me las encargó Eli para su peque Valentina recordé las que usaba con mis peques y que me resultaron super practicas porque llevaban unas cintas en los laterales que sirven de mochila.

Aquí os dejo otra imagen donde se puede apreciar mejor este detalle y con una modelo de excepción.




No me digáis que no está preciosa Valentina con su bolsa de ropa de recambio. 

La realidad es que la gracia es el estampado de la tela que ya habréis reconocido seguro. Es el cuento de caperucita roja.




Me encanta este estampado, haría un sinfín de cositas porque la encuentro deliciosa.

Como no me gustan que se vean las costuras, decidí hacer forro para las dos bolsas. La tela de caperucita le puse el interior del mismo color que las cintas para darle mas protagonismo a la bolsa.




Con la tela de los pollitos hice exactamente lo mismo pero con una tela turquesa que me encantó.

Os enseño la parte interior de está.




La cosí dejando aberturas laterales a la misma altura que la parte delantera, para que cuando se cansen, se ensucie hasta llegar a casa o mil cosas, puedan darle la vuelta y utilizarla como una bolsa convencional.

Bueno, hasta aquí mi aportación.

Ya os digo, una labor sin demasiado misterio pero encantadísima de que Valentina lleve sus cositas a la guarde como una auténtica princesa.

Espero que os guste y os agradezco de ante mano vuestros comentarios.

Que paséis una excelente semana.


SITA

viernes, 31 de marzo de 2017

estuche palillos apliquick



Bueno, otro proyecto acabado y muy muy útil.

En esta ocasión os enseño el estuche guarda utensilios para la técnica de apliquick.

Llevaba un tiempo pensado que tenia que hacer algún tipo de estuche para poder guardar mis utensilios. Cuando trabajo en casa lo tengo todo muy accesible, porque tengo colgado en unas cestitas  todo lo necesario, una para todas las tijeras, otra para los palillos, pegamento y pinzas apliquick, otra para los cutters y demás. El problema está cuando voy a clases que acaba todo desperdigado en el costurero.

Cuando fui a la feria internacional de patchwork, fui buscando algún tipo de estuche y me enamoré del que os presento.

En esta ocasión es de bessones, si pincháis encima del nombre os saldrá directamente el enlace.

Me encantó porque es muy práctico y no es nada complicado de hacer.

Os presento mi estuche.








Esta es la parte delantera del estuche. Como no son telas japonesas con un tramado precioso.





Estas son las aplicaciones que tiene, unas tijeras simulando que tienen un hilo para cortar y en el otro extremo (aunque creo no se aprecia demasiado bien en la foto), una pequeña leyenda que dice "mis palillos".

Aunque tengo que confesaros, la parte trasera la encuentro monísima.



Aquí os muestro las aplicaciones mas cerca.



Una bobina de hilo con sus botones correspondientes.




Con el acerico correspondiente.


La parte interior es la que mas me ha costado, y como siempre la puntilla que me vuelven loca. No sé como lo hago pero siempre calculo y recalculo la longitud pero no sé como lo hago siempre me queda justa ..... Asignatura pendiente.





La cinta de la tijera la llevo desde siempre, no sé como lo hago pero siempre acaba escondida bajo las telas, con lo que decidí llevarla colgada y me aseguro encontrarla a la primera.





Bajo cada trocito de tela que todas tienen su función, decidí hacer unas pequeñas cruces aplicadas para darle un toque personalizado.




Le puse también un pequeño botón decorativo en la unión de la puntilla para disimular un poco los puntos de unión.


La verdad me parece super práctico y cuco.


También lleva un yoyo para ir clavando las agujas sin necesidad de tener el estuche abierto todo el rato.


Bueno, como siempre espero que os guste y os agradezco vuestros comentarios.

Feliz fin de semana y buena costura.


SITA